Món Esport
Un Barça poco eficaz no puede pasar del empate contra el Nápoles (1-1)

La falta de efectividad que el Fútbol Club Barcelona había olvidado en los últimos partidos ha caído como una losa sobre el conjunto de Xavi Hernández en su debut en la Europa League. El equipo azulgrana no ha podido pasar del empate contra el Nápoles italiano (1-1) en un duelo donde los culés han tenido buenas oportunidades en la primera mitad y, sobre todo, un ataque-y-gol constante a la recta final del duelo. Los napolitanos se han avanzado al marcador y Ferran Torres ha empatado de penalti. El delantero valenciano, sin embargo, lo ha fallado absolutamente todo y ha salido señalado del Camp Nou.

Muchas ganas y poco acierto

Xavi ha hecho muchas rotaciones, como él mismo ya había avanzado en rueda de prensa. El técnico culé ha dado descanso a jugadores muy habituales, como Sergio Busquets y Gavi, y ha apostado por Frenkie de Jong de mediocentro y Pedri y Nico como interiores. Además, Óscar Mingueza ha vuelto a un once titular y lo ha hecho para ocupar el lateral derecho, dejando nuevamente a Sergiño Dest al banquillo, quien no cuenta para nada con el apoyo del técnico egarenc.

El Barça ha saltado al terreno de juego con la misma actitud que el día del Atlético de Madrid, pero con la efectividad totalmente opuesta. Si aquel día entraba todo, contra el Nápoles no ha entrado nada. Las oportunidades para los azulgranas han llegado enseguida, puesto que el equipo ha podido cumplir fácilmente con su objetivo de dominar la pelota y la posesión. A los primeros minutos, una buena acción combinativa ha acabado con una posición de chut para Pedri desde la frontal, pero su ejecución ha sido muy errática.

Con el paso de los minutos el Barça ha mantenido el control de la pelota, pero cada vez ha estado más estéril. Ahora bien, hacia el minuto 25, Ferran Torres ha tenido el gol en sus botas. En un contraataque muy bien lanzado, el delantero valenciano ha recibido la esférica a frontal del área y totalmente solo, ha encarado Meret. Ha buscado la rosca para batirlo con calidad, pero su chut ha marchado desviado cuando el Camp Nou ya cantaba lo primero.

El primero ha llegado cinco minutos más tarde, pero no por parte del Barça, sino del Nápoles. La pasividad defensiva de los azulgranas, nuevamente protagonista del partido, ha permitido que Zielinski chutara sol en el interior del área. Ter Stegen ha podido parar el primer lanzamiento, pero el rebote ha vuelto a caer a los pies del polaco y no ha perdonado. El gol ha dejado el Barça estabornit y ya no se ha acabado de rehacer, con lo cual se ha llegado al descanso con victoria italiana por la mínima.

Un ataque-y-gol con recompensa insuficiente

A la reanudación el Barça ha intentado morder más y, con el liderazgo de un grande Pedri, se ha acercado más a la portería de Meret. Aun así, todas las llegadas eran inocentes y no se ha podido contar ninguna ocasión de gol. Ahora bien, en una de estas jugadas que parecían inofensivas, Adama Traoré ha centrado una pelota en el interior del área, la cual ha tocado ligeramente las manos de un rival y el árbitro ha silbado el penalti después de revisarlo al VAR. Manos estúpidas, pero penalti de todos modos. Ferran Torres, por una vez en todo el partido, ha hecho un buen lanzamiento y ha marcado.

Posteriormente, Xavi ha revolucionado el equipo con tres cambios de golpe para intentar conseguir la victoria. Han entrado Sergio Busquets, Gavi y Ousmane Dembélé, que de este modo ha vuelto a pisar el Camp Nou después de la polémica de la suya (no) renovación. Silbado al principio, el público azulgrana ha acabado siendo compasivo y lo ha aplaudido unos minutos más adelante. Castigado primero, perdonado después. El cierto es que el extremo francés ha sido lo principal argumento ofensivo del Barça desde su entrada. La profundidad de Dembélé ha generado jugadas interesantes, pero nuevamente, casi ninguno de estas se ha podido considerar una ocasión de gol, puesto que Meret no se ha tenido que lucir en ningún momento.

En los minutos finales, Xavi ha hecho entrar Luuk de Jong para intentar alargar su racha de suerte y acierto y cuando quedaban tres por el final, el gol ha estado a punto de llegar. No ha estado gracias al delantero neerlandés, sino a unos inspiradíssims Pedri y Dembélé, que han generado dos ocasiones clarísimas. Una ha sido desaprovechada por Ferran con un chut que no corresponde a un futbolista de su nivel y la otra ha sido una centrada que se ha paseado por ante la portería de Meret.

Casi al tiempo de descuento, Luuk de Jong ha estado a punto de hundir el estadio. Un nuevo pase desde la banda derecha ha llegado a su zona y el delantero neerlandés no se lo ha pensado nada: salto acrobático y chilena. Su remate ha marchado frotando el palo derecho de la portería de Meret. El delantero neerlandés todavía ha generado una nueva ocasión, regalando un pase de la muerte a Ferran Torres. El valenciano, pero, ha vuelto a fallar. Más allá del gol de penalti, partido lamentable del nuevo fichaje azulgrana, que podría haber decantado el marcador por parte culé en muchísimas jugadas. Ahora, el Barça tendrá que ganar en Nápoles con la ventaja que los goles a campo contrario ya no tienen ningún efecto sobre el global de la eliminatoria.



Más noticias
Kylian Mbappé celebra el seu gol contra el Reial Madrid | Europa Press

Mbappé podría renovar con el PSG

Noticia: Mbappé podría renovar con el PSG
Comparte
Su familia se habría reunido con los jeques para hablar de su continuidad a París
Noticia: Mbappé podría renovar con el PSG - Mobile
Marc Márquez, piloto de MotoGP | Europa Press

Marc Márquez abandona Cataluña por problemas de salud y se va a Madrid

Noticia: Marc Márquez abandona Cataluña por problemas de salud y se va a Madrid
Comparte
Sus lesiones han forzado que dejara Cervera para vivir cerca de su médico
Noticia: Marc Márquez abandona Cataluña por problemas de salud y se va a Madrid - Mobile

Nuevo comentario

Comparte

Icono de pantalla completa